Search
  • Global Factoring

Cómo mantener saludable el flujo de caja de tu negocio


El flujo de caja es una excelente herramienta para poder medir el nivel de liquidez de tu empresa y para la toma de decisiones. Sin embargo, para muchos emprendedores tener un flujo de caja en números positivos supone una dificultad. Aquí te dejamos unos consejos para asegurarte de mantener el flujo de caja de tu negocio sano.

En primer lugar, el flujo de caja consiste en el informe financiero de las salidas y entradas netas de dinero que tiene una empresa en un período de tiempo determinado. Este es de gran utilidad para programar deudas, organizar los pagos y mantener la operación del negocio. Un flujo de caja positivo ocurre cuando los ingresos han sido mayores que los gastos mientras que uno negativo pasa cuando hemos gastado más del dinero ingresado.

Para mantener un flujo de caja positivo es importante tomar en cuenta lo siguiente:

  1. Evalúa y reduce costos: Si estás teniendo problemas para pagar deudas es importante analizar los costos de tu empresa y tratar de reducir aquellos gastos variables que no sean necesarios en ese período.

  2. Mantén un orden: Es indispensable ser organizado cuando se refiere al flujo de caja. Programar los pagos en un día determinado de la semana teniendo en cuenta las fechas de pago de clientes, organizar la facturación y la contabilidad ayudarán a la hora de hacer el análisis y mejorará la reputación con tus proveedores al ser cumplido.

  3. Se realista: Al momento de hacer la proyección de ingresos, es mejor tener un escenario objetivo y conservador.

  4. Ten un as bajo la manga: Apóyate en herramientas como el factoring para obtener liquidez de manera rápida y optimizar el flujo de caja.


Una buena gestión de flujo de caja permitirá mejorar el desarrollo de tu negocio, que los accionistas puedan tomar las decisiones correctas y mejorarán la reputación de tu negocio al ser siempre cumplido con los pagos.